Archive for marzo, 2015

La minería internacional se dio cita en la convención #PDAC2015

Una nueva edición de la convención y feria de negocios minera más grande del mundo, organizada anualmente por la Prospectors & Developers Association of Canada (PDAC), tuvo lugar en Toronto a principios de marzo, con una concurrencia de más de 20.000 personas. Y la sustentabilidad dijo presente con una interesante agenda de presentaciones y mesas redondas, organizadas en dos agendas paralelas: el “CSR Event Series” y el “Aboriginal Program”. Este último organizado en conjunto con representantes de las “First Nations” (pueblos originarios) canadienses.

La serie de conferencias de Corporate Social Responsibility tuvo 23 paneles con cerca de 60 expositores provenientes de consultoras, empresas mineras, organismos internacionales y gubernamentales. Más interesante aún fue ver que los temas asociados a responsabilidad social y sustentabilidad no se limitaron a las mesas temáticas, sino que tuvieron presencia en los paneles de negocio y perspectivas del sector.

Santiago Sarachian, consultor en rseRIGOU,  asistió a este megaevento minero y repasa aquí en exclusiva para Tres Mandamientos las experiencias y aportes de los paneles de PDAC 2015 sobre CSR. En su opinión, las experiencias pueden resumirse en los siguientes cinco conceptos clave: transparencia, comunicación proactiva, relacionamiento, confianza y acuerdo. Todos estos conceptos, que reflejan enfoques y modalidades de gestionar el negocio, integran en mayor o menor medida el ADN de la actividad minera o el ideal al cual saben deben acercarse.

Aquí el consultor analiza uno a uno estos conceptos:

La Transparencia como rasgo corporativo
Ya sea por iniciativa propia o por demandas de los grupos de interés, la transparencia se impone entre los principales desafíos del sector minero. Como señala Don Tapscott, las instituciones están (siendo) desnudadas y ante tal situación hay que estar preparados. Las empresas mineras son conscientes del interés que genera su actividad en sus grupos de interés y la necesidad de ser transparentes asume un rol proactivo, tal como propuso la CEO de Candente Gold Corp, Joanne Freeze. “Se trata de salir a averiguar qué información la comunidad quiere tener sobre nuestra operación”, aseguró ante la audiencia.

En esta línea, Claire Woodside, Directora para Canadá de Publish What You Pay, planteaba un interesante enfoque. “La transparencia es y debe ser cada vez más una característica organizacional. El desafío es pasar de la transparencia como característica a la accountabilitycomo práctica”, disparó. Y en su presentación expuso cinco pasos fundamentales para lograr el objetivo de construir transparencia.

La capacidad de rendición de cuentas de las empresas mineras (accountability) fue presentada como una de las cinco megatendencias globales de la minería por Robert Hough, Senior Leader del Commonwealth Scientific and Industrial Research Organization (CSIRO).

Como respuesta sectorial a estos desafíos se presentó la experiencia de Minalliance, el fondo para la comunicación del sector minero de Quebec. Al respecto, Jean Gagné, su presidente, destacó que “esta iniciativa sectorial busca asumir el liderazgo en la construcción de transparencia y rendición de cuentas para el sector minero”. “Buscamos tener una activa participación en las conversaciones sobre el sector, sin importar dónde tengan lugar”, agregó.

Comunicación proactiva
“Los gobiernos no nos pueden ayudar, si no entienden nuestras necesidades; las comunidades no nos pueden apoyar si no visualizan de qué manera nuestro proyecto les aportará valor. Y esto es una responsabilidad nuestra como empresa”, sentenció Michael Harvey, Director de Asuntos Corporativos para Goldcorp México. En esta definición, Harvey sintetiza la conciencia que hay en el sector minero sobre el valor de la información y su comunicación, y deja ver que no se trata de cualquier información.

Edwin Urresta, director para América Latina de RePlan, planteó el desafío de trabajar sobre “las preocupaciones ante lo desconocido” en relación a la mirada muchas veces generalizada de la comunidades ante un nuevo proyecto minero. Muy en línea con el planteo de Harvey, destacó la necesidad de asumir un rol proactivo en la comunicación de información apropiada y oportuna a las partes interesadas. Construir una agenda basada en las preocupaciones e intereses de las partes interesadas fue señalado como un aspecto clave para promover procesos de diálogo que permitan mejorar el conocimiento que las comunidades tienen respecto de la actividad y pongan en juego el compromiso con la transparencia y rendición de cuentas tan requeridas.

Relacionamiento, el poder de los vínculos
En las distintas presentaciones y exposiciones, hubo un patrón común: las relaciones con la comunidad (principal stakeholder de la minería) van más allá de la inversión social privada. El vínculo con la comunidad puede ser presentado como el andamiaje sobre el cual se estructuran los procesos de diálogo, la construcción de accountability, se logran los acuerdos y se obtiene la licencia social para operar. Todos elementos clave para el desarrollo de proyectos de exploración o producción minera.

En esta línea, Vesta Filipchuck de Relaciones Comunitarias Teck Canadá y USA, comentó cómo se inserta el relacionamiento en la lógica de proyectos “Trabajamos el relacionamiento con la comunidad local lo más próximo posible a la toma de decisión de negocios. Iniciamos el vínculo en cuanto sabemos que vamos a operar en la zona”, aseguró. Y sobre el cómo agregó: “Hacemos un relacionamiento cara a cara, necesitamos conocer a la gente y que nos conozcan.”

Como señaló el Director General para América Latina y el Caribe del Departamento de Asuntos Exteriores, Comercio y Desarrollo de Canadá, Henri-Paul Normandin,  “es necesario involucrar a todos los actores sociales, no sólo en la instancia de generación de valor, sino sobre todo porque las comunidades quieren participar en sus propios procesos de desarrollo.”

Sobre el valor del relacionamiento, Filipchuk sumó también su opinión. “Los acuerdos están basados en una relación, si no tenemos buenas y sólidas relaciones, los acuerdos no se sostendrán en el tiempo”, resumió.

El valor de la confianza
La confianza, o mejor dicho la capacidad de generar confianza en las comunidades y ser un actor confiable, fue otro de los temas que cruzaron las diferentes mesas de PDAC2015. Ya sea como producto de la transparencia, o como sustento de una adecuada rendición de cuentas, la confianza se está posicionando como un activo clave para el sector.

Al respecto, Wayne Dunn, fundador y presidente del CSR Training Institute, aportó cinco claves en la construcción de confianza: “Abordar los temas transversales y de fondo que importan a la comunidad; enmarcar el vínculo en su perspectiva histórica; cuidar la transparencia y legitimidad del proceso de vínculo; ser pacientes y respetar los tiempos del proceso; promover la generación de valor para todos los involucrados, y transparentarlo.”

En esta línea, y desde otra perspectiva, el jefe de la First Nation Moose Cree Norm Hardisty también se sumó al debate.  “El consentimiento de la comunidad sobre los proyectos mineros es una prioridad para nosotros. Para esto promovemos un profundo vínculo en nuestra comunidad que asegure el proceso de toma de decisión. Informamos continuamente a nuestra gente y de esta manera mejoramos la confiabilidad de los proyectos.” Y sobre los proyectos mineros que desarrollan en las tierras de la comunidad concluyó: “No se trata de cualquier proyecto, sino del correcto, con el socio adecuado.”

La construcción de acuerdos y la licencia social
“Por más convencidos que estemos de que la minería es buena, no necesariamente nuestrosstakeholders piensan igual. Es nuestra responsabilidad compartir la información necesaria para demostrar el valor de nuestro negocio”, recomendó Chuck Jeannes, CEO Gold Corp. Con esta afirmación, el CEO de una de las principales compañías productoras de oro de Canadá resumía el valor creciente que tiene para el sector la generación de acuerdos para operar con las partes interesadas, especialmente las comunidades.

En este punto, el sector minero se reconoce cada vez más dependiente del entorno y amplía su escenario de operación. De alguna manera, en el caso canadiense, esta lógica de operación basada en acuerdos tiene su origen en los proyectos desarrollados en territorio de las first nations (los pueblos originarios canadienses). Comunidades dueñas de territorios con grandes riquezas, y niveles crecientes de organización y empoderamiento, generaron las condiciones para el desarrollo de acuerdos de mutuo beneficio en torno a los proyectos mineros. En palabras del jefe regional de Alberta, Cameron Alexis: “Tenemos un plan de uso de la tierra. No toda nuestra tierra está destinada a proyectos extractivos. Como comunidad sabemos y acordamos qué tierras podemos destinar para proyectos mineros.”

Por último, Wayne Dunn planteó la dinámica del “Imperativo del valor social” como un fenómeno que aplica a todas las industrias y marca la lógica de operación y desarrollo de negocios del siglo XXI.

Más allá de PDAC 2015
Esta nueva edición de la Convención de la Prospectors and Developers Association of Canada dejó muchos aprendizajes y desafíos asociados para un sector de la economía tan necesario para el desarrollo como controversial. Un sector que se muestra conocedor de sus impactos y responsabilidades, y proactivo en la búsqueda de modelos de gestión que permitan una actividad minera sustentable acordada con todas las partes interesadas. Desafíos que no se limitan al sector minero, sino que forman parte del nuevo escenario de negocios que nos plantea el siglo XXI. La minería nos ofrece alternativas para superar estos desafíos, que pueden servir de experiencias inspiradoras para otros sectores.

mar-27-15 a las 10:00 Sin categoría. Sin Comentarios
  • Entradas recientes

  • Archivos

  • Categorías

  • (54 11) 4797.6450
    miembro de